Las mejores reflexiones de, La ley y mi Secreto 1,2 y 3 “La Verdad”

“El que busca no debe de dejar de buscar hasta tanto encuentre. …”

Dijo Jesús: «No vacilará un anciano a su edad en preguntar a un niño de siete días por el lugar de la vida, y vivirá; pues muchos primeros vendrán a ser últimos y terminarán siendo uno solo».

El niño de siete días viene del origen, el lugar de la vida. El anciano que se acerca al niño y le pregunta por el lugar de la vida, vivirá, y volverá a ser uno. Es el reencuentro con su origen.

Jesús siempre se ha referido en sus enseñanzas al hombre espiritual o al espíritu del hombre. Él no vino a la tierra a salvar cuerpos, él vino a indicar el camino para despertar almas. El cuerpo tan solo es un medio que si no lo adoramos, será nuestra cárcel de placeres que no nos deja ni ver, ni oír.

Con una vida plenamente corporal, de búsqueda y satisfacción de todos los placeres, deseos y necesidades, muy lejos estarás de lograr un despertar espiritual. Por eso Jesús dijo: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja a que un rico entre al reino de los cielos”. Su espíritu está muy alejado de su mente, ya que esta está muy ocupada de su cuerpo.

Fracción del tercer libro, Las mejores reflexiones de, La ley y mi Secreto 1,2 y 3 “La Verdad”

Alfredo Zerbino

http://www.alfredozerbino.com

http://www.amazon.com/author/alfredozerbino

http://www.facebook.com/LaleyYmiSecreto

20150710_130011

A %d blogueros les gusta esto: