Un día de mi vida

Soy un convencido de que las pequeñas acciones provocan grandes cambios.
Si pongo un poco de atención en mis acciones diarias y no dejo que pasen sin ser observadas, estas se harán más gratamente conscientes en mi mente y van a provocar grandes cambios en mi calidad de vida.
Entonces…
Al levantarme, disfruto el haber dormido y visualizo mi día .
Observo cada uno de mis actos.
Disfruto mi desayuno y tomo unos mates.
Agradezco todo lo que he aprendido.
Hago buenas acciones siempre que puedo.
Me rodeo de mis seres queridos.
No hago suposiciones.
Doy algo de mi al que necesita.
Evito la compañía que me quita energía.
Elijo con quien estar.
Hago relajación a cada momento, no es un lujo, es una necesidad.
Cocino con placer, diferente y abundante.
No me distraigo.
Escucho música relajante.
Presto atención al silencio.
Varío mis horarios.
Aprendo a aceptar para liberar.
Cambio de trayecto cada vez que salgo y disfruto del camino.
Tomo con calma mis responsabilidades.
Evito las rutinas.
No me quejo, no emito juicios, y no doy concejos.
Evito los medios informativos.
Hago una salida a ese lugar que me gusta.
Me pongo ropa cómoda.
Visito a mis amigos.
Hago deporte, bailo y bebo algo refrescante.
Luego medito y disfruto al acostarme.
Soy un convencido de que las pequeñas acciones provocan grandes cambios, y prestar atención a todos los actos diarios hace que la vida sea más significativa.
Si prestas atención a cada uno de estos momentos, tu vida no va a ser solo un día más.

Alfredo Zerbino

“Si crees que puedes, o si crees que no puedes, estás en lo cierto” H. Ford

Estamos sobre el paraíso y no lo vemos.1m

A %d blogueros les gusta esto: