Un día de tu vida, hoy.

Estamos pendientes del mañana, el fin de semana, el mes que viene, dentro de cuatro años…, cuesta quitar de la mente esos pensamientos que nos traslada en el futuro, ese futuro prometedor, ese futuro liberador, ese futuro maravilloso, lleno de soluciones.
Como no es real… es más sencillo de darle la forma que más nos convenga, fantaseamos con él y vivimos una sensación de placer.
No importa si logras tus objetivos, lo que importa es que tu presente nunca será lo suficientemente bueno, porque tu futuro siempre parecerá mejor.
La quietud de tu vida te genera el temor de no poder lograr en el presente lo que crees ver en el futuro.

Estas esperando las próximas vacaciones, que tus hijos crezcan, encontrar el amor, un trabajo mejor, un cambio de gobierno, una herencia, un golpe de suerte, que te salga un negocio, jubilarte, sanar tus heridas, que pare de llover, etc. Pero…, nada de eso es más importante que vivir tu presente.

¿Cuánto tiempo de tu vida estas gastando esperando algo?
Lo que sueñas ahora lo comienzas a realizar hoy.
Haz realidad los sueños hoy.
Tu tiempo aquí es ahora.
Tu futuro no existe, solo existe tu presente, tal vez mañana ya no estés.
Nada es tan importante como tu oportunidad de vivir esta vida.
.
No es raro que la gente esté toda la vida esperando vivir cuando llegue el momento indicado, o cuando pase el presente no deseado.
Reflexiona, el pasado y el futuro no existen, tu realidad es ahora.
Ahora es tu tiempo, aprende a disfrutar lo que tienes.
¿Cómo?, haz tus valijas y arranca ya.

Alfredo Zerbino

Estás sobre el paraíso y no lo ves.

1w

A %d blogueros les gusta esto: