Respira.

La respiración es la única función corporal que está completamente bajo
tu control, y al tiempo fluye a través de ti sin esfuerzo.
Tiene la capacidad de calmar y revivir.
Al aprender a concentrarte en tu respiración, te vuelves
más consciente de tu cuerpo entero y menos susceptible a los
efectos terribles de las situaciones estresantes de la vida.
Alfredo Zerbino
Estamos sobre el paraíso y no lo vemos.
images (5)
A %d blogueros les gusta esto: