Crea tus resultados.

Olvida todo lo que has aprendido y sueña otra vida.
El sueño que hoy vives no lo has creado tú, es una percepción de la realidad adquirida por lo aprendido de otros.
¿Por qué no utilizar el sentimiento, la imaginación y la emoción para soñar tu propio resultado?

Imagina que puedes ver el mundo que siempre quisiste.
Imagina que puedes ser feliz con solo desearlo.
Imagina que no te importa lo que digan los demás.
Imagina vivir sin juzgar a nadie sin tener necesidad de perdonar.
Imagina que puedes amar sin la necesidad de ser correspondido.
Imagina que vives en paz.
Imagina que te amas tal cual eres.
Imagina el cielo dentro de ti.
Imagina tu mejor día.
Imagina que eres sabia/o.
Imagina que eres un ser de luz.
Imagina recibir lo mejor.

Todo esto es posible si encuentras la razón de que si eres así, también puedes ser como sueñes.
Hoy eres el resultado de tus pensamientos.
Si deseas lograr un cambio, debes cambiar tu forma de pensar; nada perderás si lo haces, tú te creas día a día.

Alfredo Zerbino

Todo absolutamente todo lo que tienes es lo que atraes.

Imagina el paraíso.10014944_926144064112747_6222347879679732609_o

A %d blogueros les gusta esto: