¿Por qué es eterna?

¿Acaso con tu mente crees poder saber de todo?, tu mente solo sabe y cree de lo que ve y reconoce científicamente, de lo que no ve no cree. Pero no es la mente la que sabrá de lo que no ves.

Si te miras al espejo, te ves y crees en tu imagen. Si cierras los ojos, ¿dejas de creer en tu imagen? No, no dejas de creer, porque la mente sigue creyendo en ella; pero realmente no existe, solo es la memoria de tu reflejo en tu mente. Tú sí existes, la imagen es solo un reflejo que tú registras.

Una linterna da su luz mientras su batería tiene energía, cuando ésta se apaga, ¿qué crees tú que pasó con la energía? Se hizo luz.

Tú crees en el aire porque lo has estudiado. Pregúntale a un perro por el aire,… ¿Aire?, ¿qué aire?, dirá.

Pregúntale a un pez por el agua,… ¿Agua?, ¿qué agua?, dirá.

Si te encuentras con un cadáver, lo tocas y notas que está frío, sin embargo aún conserva todos sus órganos, está completo, pero entonces ¿por qué dejó de vivir?, porque la energía que le daba vida dejó el cuerpo.

Entonces dejó de vivir pero no de existir, porque el cuerpo está ahí, y su energía también está, pero fuera del cuerpo. ¿Entiendes esto?

Pregúntate por la energía divina,… ¿Energía?, ¿qué energía?, dirás.

Como tú no ves la energía que da vida, crees saber, pero ni idea tienes. Aún eres como el perro, eres como el pez, estás tan inmerso en la vida que no se te ocurre pensar en quién te la da.

Tú sabes que está ahí,… pero no es lo que te han enseñado, porque nadie te la puede enseñar…

Por eso digo, la vida no es corta, la vida es suficiente si haces lo que has venido a realizar, y cuando comprendas, entonces verás que es eterna.

Ya has leído cómo se hace en mis reflexiones.

Tienes que ser bueno contigo, tienes que confiar en ti, amar, agradecer, dar, respirar, meditar, ser consciente de ti, y luego vas a comenzar a creer, luego, ¿en qué…? en esa energía divina en la que estás sumergido, en Dios. ¿Entiendes esto?

Ya te lo han dicho, pero ahora debes dejar de ser un pez para darte cuenta que estás inmerso en la divinidad, en el paraíso.

El reino está en tu interior y fuera de ti, búscalo, no con la mente, sí con tu consciencia.

El universo es consciencia, tú eres consciencia, Dios es consciencia.

Alfredo Zerbino

Estás inmerso en el paraíso.hojas-rojas-en-otoño

A %d blogueros les gusta esto: