Aprendiendo a ser feliz

La forma de comenzar a ser feliz es agradeciendo por cada cosa que te suceda, así te parezca una tontería, y de ese modo vas a notar que son muchas más las buenas que las malas. Encuentra cincuenta cosas para agradecer en el día durante diez días.

Todo está para ser agradecido, hasta el pan con manteca. Verás cómo tu actitud cambia. Y si te sientes mal por algo, acepta que así es y agradece el aprendizaje.

En tu camino de crecimiento siempre tendrás situaciones malas, pero si agradeces las pequeñas grandes cosas buenas, verás que estas son mayoría.
Debes aceptar tu actual actitud para poder cambiar por una más amigable. Lo aceptas, lo observas y lo resuelves. En paz, las ideas son brillantes.

No te juzgues y no te critiques constantemente, reflexiona, sé consciente y vuelve a agradecer lo aprendido.

Todo se logra con un propósito, porque si no hay propósito, no hay resultado, y el buen resultado repetido crea el hábito.

Hacia donde me quiera caer, debo inclinarme.
Si quiero buenas energías, debo estar con gente con buenas energías. Tú eliges y los resultados vienen solos.

Cuando uno tiene entendimiento tiene oportunidades, porque uno mismo se las genera.
Nada esperes más que de ti mismo. Ya que quien está esperando recibir, pierde la capacidad de generar.

Muchos han comenzado a vivir en dos mundos, uno es el que están dejando, que es el de la crítica, el juicio, la queja, la mentira, el que duele, y el otro es el de la unidad, la aceptación, el gozo y la felicidad. Con conciencia y agradeciendo.
Parece de ficción, pero es la realidad a la que vamos.

Alfredo Zerbino

La razón de tu vida eres tú mismo. …envía tus pensamientos hacia tus deseo más íntimos y busca la divinidad que existe en ti. Aristóteles.

Estás sobre el paraíso y no le ves.1_o

A %d blogueros les gusta esto: