Reflexiones de La ley Y mi Secreto

-Por momentos te complicas tratando de comprender algo que se presenta sencillo. Estás lleno de conflictos con tus padres, amigos, hijos, trabajos, hábitos, sociales, etc., y la solución no está en cambiarlos, sino en aceptar que te pertenecen, y entender que fuera solo está el estímulo que los provoca.
Cuando aceptas, tú cambias.

-La semilla está dentro de ti para germinar, solo la debes cuidar y atender de manera consciente.

-Las certezas de lo que crees se hacen tus compañeras de viaje.

-Mírate al espejo y descubre las diferencias. Te sorprenderás cuando te descubras. Todo lo que eres y tienes está sustentado en lo que “crees” que no eres o no tienes.

No tiene sentido un botón si no existe el ojal. Así es que tu riqueza está sustentada en la pobreza. Si te miras al espejo y te ves feo, también eres hermoso. Solo debes sostener la hermosura para finalmente serlo. No dejes de sentir lo bueno para que lo malo no te invada.
Así como pienses, eres.
Despierta, una no existe sin la otra, y finalmente comprenderás que todo es uno.

Dijo Jesús: “Sed perfectos, como perfecto es vuestro Padre celestial.” No se puede ser bueno y malo por igual. El que habla cosas buenas ilumina su alma; el que habla maldades la marchita. “No lo que por tu boca entre te manchará, sino lo que de ella salga lo hará.”

-Hay gente que corre tras otros, y no tienen idea de sí mismos.
Si quieres comprender, conócete a ti mismo.

Alfredo Zerbino

Estás sobre el paraíso.bbhoeyl

 

A %d blogueros les gusta esto: