Para meditar 1.

Para evolucionar en el silencio.

-Meditar es ser libre de toda medición, evaluación y juicio; sin calificar y sin comparar; solo aceptas lo que es.

 -Meditar es ser testigo de tu mente, de la que te separas para ser su observador. Dejas ser lo que es, sin tener la tentación de evaluar; tan solo observas sin la emoción que te atrapa en un ciclo mental que no te deja salir.

 -Meditar es el silencio que conecta tu consciencia con el universo, donde te expandes, liberando así la mente del tiempo y espacio.

 -Cuando meditas, tu mente es como una pantalla y tú el que la observa, no para juzgarla, sino para tener consciencia. Ese momento que ves es el correcto de acuerdo a tu evolución; lo aceptas y lo corriges para crecer.

 Comparar, medir, juzgar y evaluar son calificadores de tu involución; es lo que te aparta de tu evolución.

 -Meditar te lleva a ser amoroso contigo. Y les digo, sobre todo a los varones, que la vida queda trancada en la involución cuando tienes vergüenza y te sientes raro por ser amoroso.  Ser amoroso expande tu energía y te libera de prejuicios que han fracturado tu sexualidad en machista y feminista, cuando somos una unidad.

-Meditar para evolucionar en silencio.

Alfredo Zerbino

Estás sobre el paraíso y no lo ves.720d4d23f62ca172f77e2ad0a9a43642

A %d blogueros les gusta esto: