Su máxima expresión


Del mismo modo en que podemos crear situaciones y hechos desagradables con un pensamiento y sentimiento, podemos con pensamientos y sentimientos agradables crear lo más grandioso; todo lo hacemos con la misma energía con que todas las formas fueron creadas. Es la misma energía, es el mismo mundo, la diferencia radica en el pensamiento y sentimiento que apliquemos.

Ignoramos nuestras virtudes, pero tenemos la capacidad de comprender quienes somos en realidad. Somos seres hechos por la divinidad caídos en la desgracia de la separación intentando salvar un examen vida tras vida.

Cuanto menos consciencia de nuestra esencia, más difícil se hace comprender.
Es a través del sentimiento que logramos tener consciencia del tiempo irreal en el que se encuentra la mente, pasado y futuro, porque sentimos el momento real presente que nos conecta a nuestra energía.
Solo se es dueño de algo que posees ahora, no ayer o mañana

Todo momento presente deja de serlo para transformarse en otro momento, de ese modo vamos creando los sucesos de acuerdo a cómo estamos pensando y sintiendo.
El futuro solo es una posibilidad, tu presente es una realidad.

Una guerra, un insulto o un apego; así como un nacimiento, una sonrisa o un abrazo, toda esa energía es “Dios” manifestándose a través nuestro de acuerdo a nuestro albedrío. La comprensión de eso, es nuestro discernimiento de la divinidad, con el propósito celestial de un día despertar y comprender que somos.

Es inevitable pasar por situaciones no deseadas si seguimos viviendo en el tiempo irreal de la inconsciencia; apegados a historias y creencias, y con un ego necesitado de la aprobación social en sus logros y conquistas. (Comprende que, si no hay nadie que te aplauda, tu ego se apaga, por eso no busques el aplauso para que tu ego no te domine).

Entiendo que es difícil lograr vivir en un estado de consciencia espiritual, es difícil, por eso debemos comenzar por comprender qué somos.
Tú no tienes dudas que morirás, y sabes que te irás vacío cuando apuestas a que tus logros y conquistas llenen tu vacío, porque sabes que no hay nada fuera de ti que pueda llenar tu interior; nada fuera de ti te pertenece; sabes, pero no sabes cómo hacer.

Tú ya eres completo, no desperdicies tu tiempo real viviendo una irrealidad queriendo alcanzar metas y beneficios por un poco de placer físico o un reconocimiento social.
Muchos son los que van a continuar viviendo en este círculo involutivo, porque la mente está condicionada a que no hay otra forma de sobrevivir en esta sociedad así como está planteada. Pero también son muchos los que comienzan a despertar y comprenden a que han venido a esta vida.

La vida no se mide en años, la vida es el momento presente.
Por eso debemos comenzar por comprender qué somos ahora.
Él observó la energía, y el observador creó la forma.
Somos su máxima expresión.

Alfredo Zerbino
Estás sobre el paraíso y no lo puedes ver aún.11999037_1018016368247778_9016915183090229218_n

A %d blogueros les gusta esto: