Pide un deseo.

i5Imagina que acabas de ver el informativo o de leer las noticias.
En ese instante desciende un ángel y te dice: “El Padre me ha enviado a concederte un deseo; pide lo que deseas….”
¿Qué pedirías?
La mayoría de las personas responden: “Paz”, “Felicidad”, o “Dinero”, “Salud”.
Estamos tan saturados de pensamiento, con una vida de vértigo preestablecido y sufriendo el futuro a venir, que lo que más deseamos es “Paz”.
¡Paren el mundo que me quiero bajar!
¿Por qué paren el mundo? Porque sabemos que si desaceleramos la velocidad en la que vivimos, vamos a conseguir un poco de Paz.
Un pensamiento es energía, nuestro cerebro libera energía permanentemente. Tenemos a diario setenta mil pensamientos de promedio. Con esa descarga no es posible tener Paz; éstos están vinculados a algún problema, necesidad, carencia, enfermedad, conflicto o pocos momentos felices.
Es agotador…, pero como estamos acostumbrados a que así sea porque lo hemos hecho siempre de esa manera, no conocemos otra posibilidad; o esa posibilidad es difícil y complicada, o quizás nos sacaría de la zona conocida que logramos en base a esfuerzos; como sea, no nos tomamos el tiempo.
Esa zona conocida sería: estar informado, las necesidades casi cubiertas, esa molestia física que casi la tenemos controlada con esa pastilla que nos medicaron, las cuotas que casi terminamos de pagar, el viaje que seguimos postergando, un auto nuevo, cuentas, ropa, fiestas, estudios y salud; todo eso es lo normal porque es lo que todo el mundo hace. Pero no lo es, “Normal es Ser Feliz”, tener Paz.
Porque cuando hay Paz disminuye el miedo, y cuando no hay miedo, la necesidad, la competencia, las obligaciones y los compromisos se aplacan.
La ansiedad y la prisa en poseer aquello que nos dijeron que debíamos tener, no nos permite discernir lo importante de lo trivial.
Estamos en una continua búsqueda de soluciones y respuestas para lograr ser feliz un momento cada tanto, y nada permanente se logra buscando estímulos.
Si un ángel te concede un deseo, qué pedirías.
¿Paz en el mundo, Felicidad, Justicia,…?, ¿acaso tú ya la tienes?, ¿la tienes?
Para que haya paz en el mundo debes comenzar por ti; todo comienza por uno.
Una historia cuenta de un hombre que estuvo durante años buscando una fórmula para lograr la Paz en el mundo.
Su pequeño hijo lo observó mucho tiempo, hasta que un día le pregunta.
-¿Papá, qué haces?
-Busco la forma de lograr la Paz en el mundo.
-¿Y por qué no lo has logrado aún?
El padre le dice.
-Ve y trae un mapa del mundo.
El niño corre y trae la hoja de una revista con un mapa.
El padre toma la hoja, y con una tijera la corta en muchos pedacitos, y le dice:
-Toma esto y reconstruye el mapa.
Su intención era mostrarle a su pequeño hijo cuán difícil es reparar el mundo.
El niño se va y vuelve al instante con la hoja toda encintada y el mapa reparado.
-¿Cómo lo has hecho tan rápido?
-Es que del otro lado de la hoja estaba la foto de un hombre, y como yo conozco su forma, primero reparé al hombre para que el mundo se repare.
La paz, la felicidad, el amor,…, se logra primero por casa. ¿Quieres una hermosa familia?, comienza por ti, da el ejemplo, contagia a los tuyos.
Si te conceden un deseo ¿qué pedirías?
Los pensamientos molestos de esta vida “normal”, se controlan cuando tenemos consciencia de ellos.
Tienes libre albedrío para ser la causa de tus resultados cuando es tu voluntad de que así sea; es cuando tienes un pensamiento correcto para obtener un resultado correcto. Eres quién da existencia a la voluntad con el correcto libre albedrío.
Cuando tu imagen se reconstruye al encontrar tu paz interior, entonces puedes pedir para que otros logren lo que tú conoces.
La meditación, la oración, el canto, son los mejores regalos que te puedes hacer para llegar a tu estado de paz, felicidad; su práctica da armonía a tu Ser.
Cuando hay paz no hay temor, y el amor prevalece.

Estás sobre el paraíso y no lo puedes  ver.

Alfredo Zerbino

Gracias por estar. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: