Grandes religiones.

035d1ec62c837963bd24d1c3ec0bdd30Hay muchas religiones creadas por los seguidores de Grandes Maestros hace ya muchos siglos. Seres espirituales con el conocimiento divino enseñaron un camino a recorrer.
Caminos diferentes pero con el mismo destino, donde lograríamos la iluminación y ascender al paraíso.
Los Maestros dejan sus enseñanzas, y los seguidores crean la religión de acuerdo a su entendimiento, y conveniencia.
Nos hemos ocupado de distorsionar el mensaje, dejando de ese modo a que la humanidad actúe de forma irresponsable haciendo del planeta un gran comercio con todo tipo de intereses.
Durante siglos hemos vivido y visto situaciones de fanatismos, pero en vez de buscar una superación individual, nos adaptamos; fracasamos en nuestro crecimiento espiritual quedando con una mente temerosa y atormentada, y un cuerpo necesitado de estímulos para lograr ser feliz.
Hinduismo, Judaísmo, Islamismo, Catolicismo, Budismo, Cristianismo y otras, no han hecho eco del mensaje primordial recibido, ajustándose a una interpretación de las escrituras, destruyendo de ese modo la creación con el fanatismo y la ambición de conquista, manipulando a las sociedades con el temor y el horror del castigo divino.
Hemos, todos por igual, permanecido muertos dentro de un cuerpo que se siente vivo. No hay forma de conocer lo divino desconociendo nuestra propia divinidad.
¿Qué religión tenemos?, eso poca importancia tiene, somos todos iguales; el camino es uno y está adentro.
Crecer, comprender, despertar o iluminarse, no es colectivo; no es tan sencillo; no es solo: me porto bien y voy al cielo.
Es tiempo de creer que todo lo que necesitamos saber lo tenemos incorporado para ser despertado; nuestra divinidad espiritual.
No somos pecadores, ni fracasados, ni débiles; eso nos sirve para discernir con la experiencia; ser Maestro tan solo pensando, hablando y actuando como uno; tenemos toda la información para comenzar el camino, pero debemos abrir los ojos.
Creer, solo es crear algo de acuerdo a nuestro desarrollo mental, lleno de limitaciones frente a algo que es totalmente ilimitado. No es solo creer, es tener fe, no en algo, sino en uno mismo para poder conocer la verdad primordial.
Si es posible, intenta volver a ser niño para liberarte de tantos conflictos, y así ser inocente y humilde, sin vergüenzas, como niños.
Un verdadero Maestro te puede indicar el camino y la puerta abierta, pero eres tú el que debe recorrerlo y pasar. Nadie lo hará por ti, solo tú en resonancia con la esencia.
Yo como Cristiano camino con sus frases:
_Quien quiera ser el primero, ha de servir a todos los que están por detrás.
_Hagan con otros lo mismo que yo hice con ustedes.
A veces es más fácil ayudar y sentir que otros nos necesitan, pero no tan fácil es sentir que necesitamos de ellos.
El pobre cuando te recibe, te dará lo mejor que tiene, la mejor comida y su mejor lugar para que descanses. Su generosidad te va a incomodar por creer tú que tienes más que ellos.
No tenemos nada, por eso siempre intento pensar, hablar y actuar como Jesús lo hizo.
Estamos sobre el paraíso y no lo podemos ver.
Alfredo Zerbino
A %d blogueros les gusta esto: