Con naturalidad.

Si nos comportamos con naturaleza, así como la naturaleza lo hace con sabiduría natural, podríamos encontrar nuestro propósito y sentirnos naturalmente dentro del paraíso donde hoy vivimos, y no lo vemos por comportarnos de forma antinatural.

Al desprendernos de apegos, dogmas y costumbres innecesarios, que nos desviaron de nuestra esencia natural de esta madre tierra a la que pertenecemos, al desprendernos, recibiremos el espíritu de la divinidad que nos conecta al universo que nos creó naturalmente como seres divinos.

Somos naturalmente divinos que han caído del paraíso para la creación de este mundo artificial, antinatural. Si nos comportáramos como la naturaleza lo hace, tendríamos sabiduría natural. Toda la sabiduría necesaria para que un árbol crezca, florezca y fructifique, se encuentra dentro de una semilla.

El reino de Dios está dentro de una semilla, naturalmente que así es. Naturalmente, Tú eres su semilla.

Estamos sobre el paraíso y no lo vemos. Rinde tu culto a la naturaleza de tu ser.

Alfredo Zerbino

A %d blogueros les gusta esto: