_El mejor alimento no entra por nuestra boca_

Puedo escribir de la espiritualidad, del amor y de la gratitud, y pocos se interesarán, algunos solo leerán entre líneas; sin embargo, si escribo sobre un alimento que produce resultados maravillosos en nuestro cuerpo, muchos más leerán e incluso irán por él para ser parte de sus beneficios.

Es mucho más sencillo meter algo en el estómago que comprender cómo alimentar el corazón. Sin embargo, lo que no comprendemos es que, no lo que por la boca entre nos sanará, sino lo que de la boca salga eso sí nos sanará.

Es lo que el Maestro nos dijo: _No lo que por vuestra boca entre os hará daño, sino lo que de vuestra boca salga, eso sí os dañará.

El mejor alimento no es el que entra por nuestra boca, sino el que sale cuando este viene del corazón.

Estamos muy pendientes del cuerpo, y desatendemos la armonía de tener paz interior con un corazón enamorado del espíritu.

Estamos sobre el paraíso y no lo podemos ver.

Alfredo Zerbino

A %d blogueros les gusta esto: