. Si te caes, vuelve a levantarte

A medida que fue pasando el tiempo en mi vida, reconozco que pude superarme cada día. Muchas veces me caí y volví a levantarme.

Aprender no me hizo ganar, sino soltar amarras. Comprender esto me hizo más liviano.

Cuando no comprendemos, es porque la mente está cargada de conflictos por resolver.

Lo primero es desaprender lo que creemos que es correcto y necesario, para comenzar a ver que lo simple y humilde nos hace mejores personas; esos arquetipos de conducta que nos conduce a nuestra mejor versión.

La verdad es una, frente a los miles de prejuicios que tenemos y solo estorban para tener un buen propósito.

Cuando reconocemos la verdad de nuestra existencia, nos liberamos de toda la programación terrenal, ¿por qué?, porque esa es la condición del ego, impedir que comprendamos que somos seres superiores a lo que nos han acostumbrado.

Cuando uno dice, “Aprendí”, sube un escalón y deja abajo el conflicto que no le permitía ver. Estar abajo es duro, es estar en medio de un tornado, el de la crítica, el juicio, la burla, la queja, la envidia, el celo, la ira, el chisme, lo falso, la mentira, el engaño, la carencia y la desconfianza. Todo eso son escudos de nuestro ego que creemos necesitar para sobrevivir en esta sociedad; esa es la carga más pesada que lleva cada ser.

Yo aseguro que, si soltamos todos los escudos, nada malo nos ha de suceder, por el contrario, sentiremos liviandad, abundancia, libertad y todo comenzará a suceder.

De nada nos sirve ayudar al desprotegido criticando al agresor; crecer es cuando ayudando al desprotegido, lo hacemos también con el agresor; los tres necesitábamos ayuda.

Cuando logres comprender eso, has subido un escalón. Si te caes, vuelve a levantarte.

Estamos sobre el paraíso y no lo podemos ver.

Alfredo Zerbino

2 Comments on “. Si te caes, vuelve a levantarte”

  1. Cada escrito que usted hace lo Leo varias veces tratando de encontrar el significado de sus palabras. Voy aprendiendo más. Gracias

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: