_Así como lo interpretamos nos será útil para ese plano___

¿Qué es más real?, nuestra forma o nuestra energía; lo visible o lo invisible. Todo es lo mismo, pero no como lo percibimos. Así como vemos las cosas, esa es nuestra realidad; pero las cosas no son realmente como las vemos. Nosotros, la naturaleza, nuestro mundo y el universo, realmente no es como lo vemos, sino que así es como lo interpretamos de acuerdo a nuestra naturaleza, nuestros receptores corporales.

Lo que está en frente y lo que está detrás nuestro, no es diferente a lo que está dentro. Somos energía interpretando su entorno con los sentidos; cuando estos se expanden, todo será reinterpretado sin ser conscientes de esa evolución.

En la medida que nuestra energía evoluciona, lo que veíamos como una realidad, también evoluciona. Así como interpretamos esta realidad, nos será útil para este plano de existencia, y la consciencia de saber eso, nos abre la mente para comprender una evolución hacia otros planos más elevados.

Podemos crear del mismo modo a como hemos sido creados, y lo estamos haciendo siempre. Si comprendemos que lo que hemos obtenido es por como venimos pensando, podemos cambiarlo simplemente cambiando la información que emitimos al universo.

Algunos nos movemos a tientas tratando de entender cuál es el verdadero propósito de vivir esta vida, otros tan solo viven sin cuestionarse. ¿Cómo pretender comprender lo invisible y lo superior, si no somos capaces de entender esta realidad en la que estamos viviendo?

Tener consciencia de que somos portadores de una información programada por otros, para comenzar a intuir algo más. Cuando esa consciencia comienza a ser la que observa cada resultado, seremos el cambio por nuestra forma de expresarnos.

No podemos ver al diablo, a los ángeles y espíritus, no podemos ver a Dios, no vemos a los que dejan su cuerpo, no los vemos pero sabemos que existen, como también existe la energía de las personas perversas y malvadas que hemos estado recibiendo por lo que la humanidad ha vivido una vida de sufrimiento. Es el programa que hemos aceptado como el paradigma terrenal de vida, pero hoy sin verlo lo estamos observando porque evolucionamos.

Por eso es por lo que digo, “Estamos sobre el paraíso y no lo vemos.”, porque nuestra mente está distraída con este programa mundialmente aceptado, sin tener la posibilidad de elevar la información a niveles espirituales de consciencia. Nos programaron en el pecado, y por el pecado fuimos echados, pero el pecado solo existe en nuestra conciencia de valores; cuando elevemos la consciencia a niveles espirituales, comprobaremos que nunca nos fuimos del paraíso, ya que este siempre estuvo dentro y fuera nuestro.

Entonces, así como lo interpretamos nos será útil para ese plano.

Estamos sobre el paraíso y no lo vemos.

Alfredo Zerbino

autor

A %d blogueros les gusta esto: